Entiende cómo puedes conocer mejor a tus consumidores a través de sus móviles. Smartme Analytics es nuestra tecnología de analítica móvil para conocer cómo los consumidores móviles se relacionan con tu marca y con la de tus competidores.

 
17 febrero

Los minoristas deben perfeccionar su estrategia omnicanal.

Omnicanal_Staff_RetailIntelligence
Publicado por: Patricia Martinez Lopez

El m-commerce está cambiando a un ritmo vertiginoso, ofreciendo a los consumidores opciones extendidas sobre cómo realizar sus compras. Actualmente las compras por móvil constituyen un elemento importante en la estrategia omnichannel.

La compra por el móvil es un elemento importante de la comercialización omnicanal.

Los grandes almacenes están realizando inversiones muy fuertes para mejorar su estrategia omnicanal e intentar cubrir todas la necesidades de los consumidores durante el proceso de compra. Estos grandes almacenes tienen el objetivo de competir con Amazon, Net-A-Porter, entre otros.

Las barreras que se les presentan a estos minoristas están relacionadas con la especialización en la tecnología y las aplicaciones, dichas barreras son las que están impidiendo que los usuarios experimenten una verdadera estrategia omnicanal.

Una de las principales ventajas de la omnicanalidad es intentar fusionar todas las plataformas y crear un canal que lo abarque todo, tanto offline como online. Con esto se pretende que los consumidores tengan la posibilidad de descubrir, estudiar y convertir sus compras

Muchas marcas cada vez están más cerca de conseguir estos objetivos, también es de resaltar las ventajas que podrían llegar a adquirir los minoristas, ya que puede ayudar con las comunicaciones personalizadas en el futuro.

Mientras se están creando los vestuarios virtuales, que proporcionan una gran oportunidad para las grandes almacenes, al unir el mundo online con el offline y poder así gestionar una comunicación más directa con el cliente, a la par que ofrecer descuentos en artículos previo estudio de los minoristas y del comportamiento de los usuarios, esto supone una gran inversión pero también grandes beneficios a largo plazo, sobre todo, de stock y almacenamiento.

Los minoristas también pueden jugar con las necesidades de muchos usuarios en cuanto a tiempo de entrega, alrededor del 59% de los consumidores pagaría dinero para la entrega el mismo día, pero apenas un tercio de ellos pagaría por la entrega al día siguiente. Eso significa que la oferta de entrega el mismo día crea otra fuente de ingresos.

Pero la realidad es otra, el 17% de los 58 grandes almacenes ofrecen el envío en el mismo día. La mayoría ofrece el envío al día siguiente, pese a que exista menos demanda de este servicio.

No obstante, los minoristas deberán tener excesivo cuidado a la hora de atender estos pedidos online con recogida en tienda. Deberán tener un orden en su almacén con el fin de que la espera para la recogida del paquete se reduzca lo máximo posible.

Aparte de esto, los minoristas deben estar atentos al uso que los consumidores hacen del móvil, deben considerarlo como una oportunidad. Desde que el usuario tome una foto de un producto y encuentre uno similar, hasta que el usuario, mediante geolocalización, reciba ofertas de la propia tienda en la que se encuentran. Se intenta conseguir que la tecnología móvil sea un gran apoyo tanto en opciones de compra como opciones de reconocimiento. Los minoristas se debe apoyar en la tecnología móvil con el fin de fomentar la compra como el reconocimiento.

Un estudio de Fashionbi demostró que si un usuario ve una prenda en Instagram y cuando acude a la web no la encuentra, esto genera un descontento en el usuario y una venta presente y futura pérdida.

El móvil sigue teniendo un papel dentro de la experiencia de compra en la tienda, que actúa como un enlace en la marcha entre la experiencia de marca online y offline de un cliente.

Se pretende que los minoristas envíen actualizaciones en tiempo real y ofertas personalizadas mientras que los clientes están haciendo compras en su tienda. Con el objetivo de que los clientes se comuniquen más fácilmente con el personal de tienda.

Todos estos cambios y más son los que los minoristas deben ir introduciendo a sus estrategias online, con el fin de que los usuarios tengan una experiencia omnicanal correcta.

contacta con nosotros