Entiende cómo puedes conocer mejor a tus consumidores a través de sus móviles. Smartme Analytics es nuestra tecnología de analítica móvil para conocer cómo los consumidores móviles se relacionan con tu marca y con la de tus competidores.

 
25 junio

Omnicanalidad para clientes que demandan una experiencia homogénea en todos los canales

omnichannel
Publicado por: Carla García

El verdadero propósito de la empresa en la actualidad es la creación y mantenimiento de relaciones mutuamente beneficiosas con los clientes objetivos. Por lo que cada día, más y más empresas se están centrando en el establecimiento, y en el posterior mantenimiento de buenas relaciones con sus clientes, ya que esto no solo genera mayor crecimiento, sino mayor rentabilidad. Como resultado de este planteamiento, las actividades de marketing se están estructurando en torno a los clientes, y no entorno a los productos como venía ocurriendo hasta ahora. La gran pregunta que se realizan hoy las empresas, por tanto, es cómo mejorar la relación con sus clientes, de tal forma que así mejoren sus beneficios y su rentabilidad.

Se trata de una idea que siempre ha estado presente en el marketing tradicional, pero que cobra un gran protagonismo con el cambio de modelo negocio, y la adaptación del mundo offline al mundo online. En un momento en el cual las empresas empiezan a preocuparse menos por la cuota de mercado, y más por la cuota de cliente, las métricas de este tipo se demuestran indispensables no sólo para poder clasificar a los clientes, sino también para tareas tales como dimensionar campañas, estudiar elementos de interacción o revisar la propuesta de valor de los productos de la compañía.

El sucesivo avance de las tecnologías, la adopción de éstas a la vida cotidiana por parte de la mayor parte de la población mundial, mezclado con el afán incesante de la empresa por fidelizar a los clientes, debido a que el nuevo mundo empresarial implica que ya no se trata de vender más, sino de vender lo que el usuario quiere comprar, y cómo lo quiere comprar, ha llevado al tejido empresarial, especialmente al mundo del retail, a una necesidad fragante de ser omnicanal.

La omnicanalidad se define como la integración de diferentes canales de distribución, ya sea una tienda online, una aplicación móvil, un conjunto de tiendas físicas repartidas ampliamente por el territorio, o una presencia activa en redes sociales, que responde al tipo de cliente que demanda una experiencia homogénea en todos los canales. Dicha experiencia solo se asegura mediante una integración de los diferentes sistemas: catálogos, stocks, precios, pagos, logística, comunicación, atención al cliente. Con dicha integración se permite al cliente comenzar un proceso de compra desde un dispositivo móvil y terminarlo en la tienda física (click&collect), permite conocer la disponibilidad de un producto determinado en un tienda concreta desde el ordenador de casa, o bien seleccionar un producto.

Los clientes de hoy en día están expuestos a grandes cantidades de información, a la que acceden a través de múltiples soportes como smartphones, tablets y desktops. En su relación con las empresas, exigen una comunicación que integre todos estos canales, incluyendo los tradicionales como puedan ser los establecimientos a pie de calle, de forma coherente y coordinada, y recibiendo siempre el mismo mensaje en cada uno de los puntos de contacto con el producto, ya sea a través de una app, de una webmobile, de una tienda física, o un stand promocional.

La importancia de ser Omnicanal se vuelve fundamental, para garantizar la vida de la empresa.

contacta con nosotros