Entiende cómo puedes conocer mejor a tus consumidores a través de sus móviles. Smartme Analytics es nuestra tecnología de analítica móvil para conocer cómo los consumidores móviles se relacionan con tu marca y con la de tus competidores.

 
20 marzo

La omnicanalidad no se construyó en dos días.

627
Publicado por: Patricia Martinez Lopez

Nos encontramos en la Edad del cliente, donde los consumidores son más exigente que nunca y las campañas de marketing tradicionales están en camino de convertirse en obsoletos. El rápido crecimiento del consumo digital y lo que parece ser la proliferación diaria de los canales de medios sociales, los vendedores se enfrentan con más opciones en la forma en la que quieren llegar al consumidor.

La omnicanalidad es un reflejo de la elección que los consumidores tienen de una marca y por lo tanto está mejor representado cómo las marcas permiten a sus clientes y consumidores utilizar estos canales para participar con ellos. Si la experiencia de compra se inicia en línea a través de un catálogo, el cliente tiene una gran cantidad de opciones en cuanto a cómo es posible que quieran moverse a través del viaje del comprador con la marca.

Según el informe MIT “Technology Review”, más del 80% de los compradores en las tiendas verifica los precios online. Si se piensa en datos anteriores, esto demuestra la rápida evolución de la omnicanalidad.

Con esta transformación ha llegado un nuevo conjunto de reglas, donde estamos entrando en un mundo en todos los canales, donde los consumidores buscan una experiencia en todos los canales.

El número de puntos de contacto entre los consumidores y las marcas sigue una propensión ascendente, en igual proporción que lo hacen las expectativas del consumidor. Un dato curioso, sólo el 22% confía en los correos electrónicos de empresas  marcas. Los consumidores están interactuando continuamente con canales de marca fuera de las campañas realizadas por las marcas y para aprovechar esta fuerza, las marcas deben aprovechar los datos obtenidos a través de estas interacciones para construir un motor de comercialización de éxito.

Es necesario que los minoristas hagan una inversión requerida en la comprensión de las necesidades de sus consumidores y adaptar el resto de la organización para satisfacer esas necesidades, varios han sido los ejemplos en los que no han sabido adoptar las estrategias necesarias y cerrar.

Entre otras, las tendencias que todos los minoristas deberían asimilar de cara a este 2016 se resumen de la siguiente forma;

  • Atención en la cadena de suministro.
  • Localización sigue siendo importante.
  • Los minoristas y marcas enlazados. Cada vez son más los minoristas que tienen una marca propia.
  • Movilidad, ¿considerada una tendencia?.
  • Comercialización de niveles múltiples.
  • Ofertas personalizadas, optimización de la oferta.
  • Los datos más valiosos se obtienen de información tratada.
  • Millennials

Sin olvidarnos del punto más importante, que es la atención al cliente para cerrar el círculo de la omnicanalidad. Se deberá incluir dentro de las estrategias y cobrará protagonismo a raíz de que la empresa vaya evolucionando.

contacta con nosotros